Estás aquí
Página principal > [Artículos] > Así Es El Under

¿Hay público? ¿Hay Respeto? ¡Hagamos más y hablemos menos! ASÍ ES EL UNDER…

El siguiente es un artículo de opinión. Los comentarios emitidos son responsabilidad absoluta de su autor.
Aclaratoria del Editor: El siguiente es un texto basado en la escena rockera under de Argentina, sin embargo aplica a cualquier lugar, sobretodo en Latinoamérica donde, aunque a veces no lo sabemos, sufrimos exactamente de los mismos problemas.

El Under… hace un año escribí un texto titulado “Así Es El Under”, en el que se habló sobre el papel vital que cumple dentro de la escena el RESPETO, la AUTOCRITICA, el FEEDBACK, el papel de los MEDIOS DE COMUNICACION, entre otras cosas. Hoy, después de más de 400 días de haberlo escrito, todo sigue igual, incluso peor, ya que como siempre y en todo, el modelo sigue funcionando de la misma forma. Lo que leerás no es nada más que mi opinión, mi punto de vista, mi forma de ver las cosas y esta completamente basado en lo que ví, experimenté, escuché y trabajé a lo largo de estos ultimos años en la música. Si sos músico, productor, prensa, fotógrafo o de alguna manera estás involucrado, te invito a que te tomes unos minutos para leer y compartir tu opinión.

Hoy contamos con más personas dispuestas a ponerle otra cara a la escena, con muchas ganas de hacer las cosas bien y lograr ese CAMBIO por el que todos o al menos la mayoría estamos detrás, aunque lamentablemente en la mayoría de los casos queda de esa forma, como GANAS de hacer las cosas, lo que no significa hacerlas, mucho menos lograr un cambio y esto se debe a que la participación dentro del todo es de ¡TODOS! Tanto los músicos, como productores, managers, público, prensa, medios, artistas, diseñadores, y un sin fin de rubros y títulos para tantos trabajos diferentes en la escena, TODOS somos parte de ESE cambio. Lamentablemente con ganas no basta, con el esfuerzo de unos pocos no basta, porque la respuesta que se necesita, principalmente la del público es la que usualmente más se demora en llegar. De nada sirve pensar y armar diversas estrategias para lograr una escena mejor y más limpia cada día si del otro lado no tenemos público, ni medios, entre otros, que estén interesados siquiera en valorar ese esfuerzo. Aunque ya se trató en aquel texto anterior, en éste post y sus subsiguientes entregas me gustaría retomar y profundizar en esos temas con mayor atención.

EL RESPETO

Considero que la escena en la que actualmente nos encontramos en nuestro país tiene varios puntos a tratar, entre ellos encontramos a la misma música, las bandas, los productores, el público, los géneros, los locales pero por sobre todo EL RESPETO. La escena es el resultado de lo que entre todos HACEMOS, es el resultado y responsabilidad de TODOS, culpables desde el primer hasta el último eslabón de la cadena.

¿Algo te gusta? ¿No te gusta? Ok, estamos de acuerdo en que cada uno es libre de formar su propia opinión, pero de ahí a decir lo que son, lo que no son, lo que hacen y no hacen o peor aún creerse el dueño de la verdad sobre LO QUE PUEDE SER, hay un trecho largo y claramente cada uno va a opinar lo que se le cante, pero déjenme decirles que de afuera, los que persiguen esta idea de YO ME LAS SE TODAS Y SOY RE PRO, se ven asquerosamente ridículos y patéticos y probablemente vayan a terminar siendo los que menos logros obtengan, no solo por una cuota de karma sino por perder tiempo invirtiéndolo más en criticar, que en construir una solución para el problema del que tanto lloran y se quejan.

Respeto muchachos. Si queremos que nos respeten: Respetemos, si nos faltan el respeto: Ignoremos. Todos en la industria y en su posición tienen su ambición, sus sueños y sus ganas de crecer, construyamos en pro y a favor de eso, ignorando lo que no nos pertenece ni queremos cerca nuestro y para esto no hace falta bastardear, insultar o desmerecer, en definitiva, dentro del género que sea en su mayoría, somos todos personas tratando de perseguir un sueño, algunos con más y otros con menos facilidades, pero lo que todos tenemos en común, es que perseguimos ALGO, que nos satisface, nos llena y nos hace bien, entonces, vamos a invertir y dedicarle más tiempo a eso, que a soltar la lengua gratuitamente para hablar de gente que no conocemos, de ideas que no sabemos, sobre cosas que nosotros mismos decimos NO NOS IMPORTAN.

EL PÚBLICO

PublicoSi nos detenemos a observar diferentes géneros y bandas, podemos darnos cuenta tranquilamente que público HAY, los tickets en los mejores venues SE VENDEN, SE AGOTAN y no hablo de las bandas internacionales, hablo de muchas bandas nacionales que hoy, mientras todos se llenan la boca diciendo “COMO ESTA M….. PUEDE TOCAR AHI O LLEVAR X CANTIDAD DE GENTE”, se encargan de trabajar en lo suyo arduamente para lograr lo que logran. Claro, por supuesto que más de una de esas bandas son acreedores de títulos, amistades X, familiares X y un sin fin de atajos y mañas más pero sepan diferenciar y por sobre todo aprender de una buena vez, que el éxito ajeno no necesariamente siempre tiene que estar involucrado con algo por debajo de la mesa. Solo porque a nosotros “no nos resultó” o “nos esquivó y siguió de largo” no significa que todo aquel que lo alcance, sea un vivo, millonario, con amigos y que se cague en todos para llegar a la cima ya que hay muchas bandas que están lejos de ello y aun así se mantienen en la cima y esto lo que demuestra principalmente es que tenemos más gente abriendo la boca que trabajando en mejorar, en crecer, en desarrollarse de la forma en que su música lo requiera para atrapar la atención de miles y miles de personas que a diario, semana tras semana, invierte dinero en tickets, discos, merch y cualquier tipo de consumo relacionado a la música. Es increíble que al día de hoy, año 2015, las bandas no entiendan la importancia que tiene no solo la música, sino también la imagen, el tipo de prensa, la difusión y todo el conjunto de herramientas necesarias que hacen a la exposición, la misma que hoy llevó a bandas que alguna vez fueron under a llenar un estadio o cualquiera de los más prestigiosos teatros y salas en nuestro país.

Es muy sencillo, así como hoy un sello discográfico no puede vivir solo de la venta de discos, lo que ha creado los famosos contratos 360° (los mismos exigen a las bandas un porcentaje no solo de venta de discos sino también porcentaje en la venta de merch, tours, etc.), una banda tampoco puede pretender llegar a la cima, solo por su música. Vivimos en un mundo con una tecnología de punta, inexistente en los años del Woodstock y otros festivales que vieron nacer a las más grandes estrellas mundiales; vivimos en un mundo donde cualquiera puede ser lo que quiera ser, sin siquiera preparación previa y quiero destacar esto porque hoy hay mucho público que dejó de serlo para ganarse un lugar en la escena detrás del escenario o arriba de las tablas. Eso está bien cuando se hace con humildad y dedicación, el problema surge con el público que deja de serlo para convertirse en un copycat (por no decir un DON NADIE!) más del montón, queriendo hacer algo de lo que no tiene idea, con el afán de usar para su provecho el trabajo de muchos otros que desde hace años la vienen peleando y este es uno de los tantos problemas, pero retomando el contexto, ¿No resulta utópico y hasta casi hilarante pretender llegar a la cima del universo simplemente tocando un instrumento? Creo, y les recuerdo que ES MI OPINIÓN, que en una era tecnológica, digital y tan acelerada como en la que vivimos es tiempo de aprender cosas nuevas, de crear cosas nuevas y por sobre todo enseñarle a ESE público que tanto buscamos lo que somos capaces de hacer, porque la creatividad de un músico no radica ni se mide solo en el instrumento que toca, sino en su mensaje, en las formas y por sobre todo la pasión y su expresión respecto a los ideales que con su música representa.

Basta leer algunos libros de marketing básicos para entender como día a día los supermercados, marcas de ropa o prestadores de servicios nos lavan la cabeza para hacernos consumir y malgastar nuestro tiempo y dinero en cosas que probablemente ni siquiera necesitamos, basta solo salir a ver locales por la calle para darnos cuenta de las estrategias básicas de marketing y comunicación empleadas para llamar nuestra atención y ojo, no se confundan, no les estoy pidiendo a los músicos que estudien marketing para promover su banda (ya hay gente que se encarga de eso en la industria), lo que les estoy diciendo es… Si no somos capaces de darnos cuenta como nos lavan el cerebro a diario, ¿Cómo vamos a siquiera poder pretender transmitirle a la gente nuestro mensaje de la forma más fiel y directa? Representando en detalle cada palabra entonada, cada nota sangrada, vivimos despiertos y conscientes sobre lo que nosotros queremos y sobre como las cosas deberían ser pero nos olvidamos que allá afuera hay un mundo y que probablemente más de la mitad no esté de acuerdo con nosotros o nuestras formas, lo que significa que aún seguimos dormidos, dopados, invisibles a una X cantidad de público que antes de tomarse la molestia de observarnos, se evita el proceso deleitándose con nuestro ego y nuestra supuesta consciencia sobre las cosas que en la mayoría de los casos, solo nos hacen ver en ridículo.

Basta de buscar culpables donde no los hay, empecemos por casa, son miles (literalmente) las herramientas disponibles para mejorar, crecer y poder aumentar nuestra exposición para alcanzar las metas que nos proponemos. Mientras muchos pierden el tiempo mostrando SU BANDERA, miles de artistas por el mundo viven de su música, incluso hasta desde su casa, invirtiendo su tiempo en desarrollarse, crecer y evolucionar en vez de perderlo en decir “Todo está mal”, “Los productores son todos garcas”, “Las bandas de antaño roban”, “Siempre es lo mismo”… porque permítanme decirles, todo eso NO ES NOVEDAD, a esta altura hasta el más desinformado o ajeno al tema sabe reconocer los principales problemas en la escena, en la industria y ¡NO ES NECESARIO! No hace falta más gente que salga a repetir frases populistas sobre los derechos y cómo se supone deberían ser las cosas, hace falta más gente GENUINA que haga las palabras a un lado y transforme toda esa mierda en algo creativo, productivo, que genere, que abarque, que aprenda a crecer y explayarse para lograr tocar todos y cada uno de esos corazones que anda suelto allá afuera, buscando alguien con quien sentirse identificado, representado, un lugar donde sentirse cómodo, en compañía, encontrando el confort que solo puede encontrarse en la música y todo lo que ella brinda.

No se trata de ser HEROES, se trata de ser artífices de nuestro propio destino y…  ¿Qué razón/causa más noble que la de trabajar para llegarle a toda esa gente? ¿Qué motivo más noble puede existir? Se trata de pelear por el bien común, aprendiendo a representar no una, sino, TODAS las banderas que a pesar de sus diferencias persiguen un mismo resultado… LLEGAR AL PÚBLICO.

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Queremos saber qué te pareció:

Top