Estás aquí
Página principal > Destacada >

Liam Gallagher en Argentina: Nostalgia, emociones y Rock N Roll #Reseña

Pocos se hubieran imaginado que tras la disolución de OASIS y el inicio de las carreras solistas de los hermanos Gallagher, sería Liam Gallagher el que saldría mejor parado, al menos en cuanto a convocatoria. Dado que Noel fue el gran compositor en OASIS, “Some Might Say (como dice la canción)”, que Liam sin Noel no llegaría demasiado lejos, pero acá estamos, ante un Movistar Arena agotado (15 mil personas) que nos dice exactamente lo contrario. Y si, el vocalista siempre se lleva la mejor parte porque es lo más difícil de reemplazar, por eso es lógico que ver a Liam Gallagher sea más atractivo para los fans ya que es lo más cerca que vamos a estar de volver a escuchar en vivo a OASIS.

Liam Gallagher acaba de publicar su tercer disco solista este 2022, y con eso como excusa se embarcó en una gira mundial que lo trajo nuevamente por Sudamérica, haciendo parada en Buenos Aires el pasado 10 de noviembre y prometiendo, además de sus temas nuevos, un repaso por su historia con OASIS. Allí estuvimos, preparados para una noche de nostalgia, emociones y mucho rock n’ roll.

PARA LLEVAR. Créditos: Charlie Rio Bueno

La jornada arrancó con la actuación de los venezolanos PARA LLEVAR, banda que desde el 2007 está creando música, primero en su natal Venezuela y posteriormente en Argentina, donde hacen vida -como agrupación- desde el 2018. Enérgicos y entregados, el trío presentó varios de sus más recientes temas ante un recinto que se llenaba de a poco, mientras afuera la fila para entrar ya alcanzaba varias cuadras. La respuesta del público fue notable, ya que no solo respondieron a las invitaciones de la banda para interactuar sino que algunos hasta les corearon un “olé olé olé” al terminar su show. Con un emotivo y desgarrador grito de “buenas noches” se despidieron y sellaron lo que seguramente fue una de las mejores noches de su vida.

Con puntualidad inglesa, a las 21 hs, se apagó todo y comenzó a escucharse “Campeones, campeones, Oe Oe Oe”, el cántico de celebración del Machester City tan adorado por Liam, que inmediatamente dio paso a “I Am The Resurrection” de los STONE ROSES y “Fuckin’ in The Bushes” de OASIS, todo esto reproducido desde una pista y con visuales que se mezclaban con las palabras “Buenos Aires Argentina”, para más emoción de los presentes. Eso bastó para encender al público, que desde el minuto cero comenzó a corear “Olé olé, Liam Liam” mientras el susodicho aparecía en el escenario. Con “Morning Glory” arrancó oficialmente el show y el resto fue historia. De los 17 temas que conformaron su setlist, el cantante interpretó 10 canciones de OASIS y no solo nos llevó a un viaje en el tiempo durante la hora y media que estuvo sobre la tarima sino que dejó más que complacidos a todos los presentes.

“Wall Of Glass” y la maravillosa “Everything’s Electric”, esta última de su más reciente disco, C?mon You Know, fueron las primeras muestras que nos dió de su etapa solista, antes de retomar los temas de su antigua banda. “¿Cuántos fans de OASIS hay por aquí?” preguntó antes de presentar “Stand By Me”, cuyo coro fue cantado a pleno por el público. Con “More Power” y “Diamond in the Dark”, también del disco que le da nombre a esta gira, nos volvió a traer a su presente solista pero enseguida vino el momento tenso de la noche: la canción “The River” fue detenida en la mitad y todo quedó a oscuras. ¡Pánico! Todos conocemos lo temperamental que es Liam y no sería la primera vez que suspende un recital en mitad del show. Nadie sabe lo que puede pasar cuando se molesta, por eso el público aprovechó el silencio para corear “Liam Liam”, después de todo hay que mantenerlo contento sea cual sea el problema que lo haya obligado a parar el show. Afortunadamente arrancaron desde el inicio y, sin dar ninguna explicación, todo continuó con normalidad. ¡Qué alivio!. 

Ante tanto coro de “Olé olé, Liam, Liam”, el vocalista tomó el micrófono para corregir a su público y aclarar que se llama Liam, no William, “Cuidado con la pronunciación, no es William, es Liam” aseveró Gallagher muy seriamente, aunque tal vez era en broma. Apuesto por lo segundo porque sería muy irónico que venga precisamente él a corregirnos, cuando su acento, pronunciación (y hasta su manera de escribir por twitter) no son las más comprensibles del mundo, de hecho, hacen que siempre sea complicado entender lo que dice.

Luego de “Once”, también de su faceta solista, vino la seguidilla de temas de OASIS con los que cerró una noche espectacular. El sector campo enloqueció cuando arrancó “Some Might Say”, un tema con el que nos sorprendió porque no venía tocandolo en los demás países. “Es verdad lo que dicen, ustedes son los mejores”, dijo al finalizar ese tema. Liam sabe como emocionar a su gente y con cada mirada, cada pose y cada movimiento los eleva al cielo, por eso se pone la pandereta en la boca (la muerde), toca sus maracas, hace sus patentadas poses y cada tanto dice alguna cosa con tal seriedad que nos hace pensar que está molesto.

Luego de “Cigarettes & Alcohol”, donde se armaron varios pogos, Liam le dedicó el esperado clásico “Wonderwall” a Sergio Agüero, a quien ningún hincha del City olvidará jamás, y tras el breve descanso volvieron para tocar “Live Forever”, también con dedicatoria incluída. “Esta es para Maradona”, dijo en relación al tema y antes de presentar la última de la noche se despidió deseándonos lo mejor: “Está si es la última. Gracias por venir, cuidense, tengan una feliz navidad y nos vemos la próxima”.

“Champagne Supernova”, también de OASIS, fue la elegida para el cierre, que llegaría cerca de las diez y media de la noche, para así dar por cerrada la velada en medio de la ovación de los asistentes y con la imagen de Liam haciéndole reverencias a su público. Muchos corearon por “una más” pero aunque nadie se movió de sus lugares durante varios minutos, el “rasta”, como le llaman cariñosamente sus seguidores, no volvió al escenario.

Cuando OASIS se separó en 2009, muchos pensamos que la reconciliación sería rápida porque, después de todo, Liam y Noel son hermanos. ¡Qué equivocados estábamos! Trece años han pasado y esas diferencias siguen más vigentes que nunca, haciéndonos pensar que no habrá reunión, sin embargo qué alegría que tanto Liam como Noel continúen haciendo música y girando por el mundo de manera solista, y qué bueno que ambos sigan incluyendo en sus shows temas de OASIS, no porque sus temas nuevos no sean buenos, sino porque las canciones que los dieron a conocer fueron el soundtrack de muchas vidas y el legado de la banda no debe morir jamás.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard y Rockaxis. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Por favor ¡desactiva Ads Block!

Este contenido es gratuito, solo te pedimos que nos permitas mostrarte publicidad de Google. De ese modo estás apoyando el periodismo independiente.