fbpx
Estás aquí
Página principal > [Artículos] > Aniversarios >

25 años de «Load»: Un arriesgado e infravalorado experimento de METALLICA

Un 4 de junio de 1996 veía la luz uno de los discos de METALLICA más criticados por los fans en su momento: Load.

Después de lanzar en 1991 su disco homónimo, mejor conocido como el álbum negro, METALLICA se transformó en una de las bandas más grandes del mundo. Algunos dirán que hasta en la más grande, y probablemente sea cierto. Durante tres años se dedicaron a recorrer el mundo entero. Obviamente llegar a ese nivel de éxito trae cosas positivas: que tu música llegue a todos los rincones del mundo, que finalmente el heavy metal ocupe el lugar que tanto se le había prohibido o que sus integrantes no tuvieran que preocuparse nunca más por dinero. Pero cuando se es la banda más grande del mundo también llega lo peor; que nadie te diga que no.

Load llegó cinco años después de su predecesor. Hoy quizás esa cantidad de años son normales para una banda, incluso estando en su pico de popularidad, pero para 1996 no, por lo que las expectativas estaban muy altas.

Durante su carrera, METALLICA nos ha demostrado que siempre fueron líderes y no seguidores. Después de pegar el volantazo con el disco negro, haciendo un disco más accesible, que finalmente llegaría a las masas, el cuarteto creyó que podía repetir la hazaña. El problema es que Load significa una ruptura demasiado brusca de lo que había sido METALLICA. El álbum negro puede haber sido más comercial, pero nadie dudaba que era un disco de heavy metal. No podemos decir lo mismo de Load.

Los beneficiados fueron los que descubrieron a METALLICA por Load o los que supieron separar a la banda de su pasado. Load puede ser una obra dispareja, excesiva en su duración, pero donde los méritos le ganan a sus falencias. Siempre se dijo que si se juntaban las mejores canciones de Load y Reload (su secuela) se tendría una gran disco, lo cual es cierto. Pero también podemos decir que, si hubiesen usado el poder de la edición post-producción -y por edición me refiero a sacar cuatro o cinco canciones y acortar la duración de otras- tendríamos una obra todavía mejor. En Load vemos a una banda que mira alrededor y le da ciertos guiños a grupos contemporáneos como PARADISE LOST (“Until it Sleeps”) o CORROSION OF CONFORMITY (“Bleeding Me”) y que también abre el abanico hacia influencias nuevas y ajenas como SOCIAL DISTORTION (“Hero of the Day”) o la música country (“Mama Said”).

Al salir recibió buenas críticas por parte de la prensa, pero la opinión entre los fans era otra. Basta con recordar que hasta por haberse cortado el pelo se les consideró unos herejes. Con Load, METALLICA cementaba su decisión de no darle a la gente lo que espera, y sus fans, una vez más, hicieron oír su voz. Una especie de amor odio por partes iguales. Aun así, la banda seguía vendiendo millones.

Luego vinieron más pasos en falso, pero el perfil de Load fue mejorando con los años y hoy se le considera como lo que es en realidad: un disco con buenas canciones, de una banda que siempre se arriesgó a ir por terrenos desconocidos. Un disco que fue víctima de su tiempo, como tantos otros discos también lo fueron.

Con el pasar de los años METALLICA volvería a plena forma, editando placas a la altura de su historia, como Death Magnetic y Hardwired…to Self Destruct. Mientas tanto, Load quedará como lo que es: un experimento necesario para que la banda llegara a donde está hoy.

Facundo Llano
Colaborador en Rocktambulos
Música, comida y libros, el resto está de más.
Facundo Llano on Facebook
Portada de Load

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top