fbpx
Estás aquí
Página principal > Destacada >

“Tenemos canciones para un nuevo disco”. Entrevista a Pablo Naydon de O’CONNOR

O’CONNOR continúa su senda en el 2017, a un año de celebrar su décimo aniversario como banda, presentando su último disco, La Grieta (2016), recibido con loas por la prensa especializada. Uno de los que estuvo en la composición y grabación del álbum fue Pablo Naydon, baterista del conjunto, que partició en la escritura de algunas líricas dentro de la obra. Nos comunicamos con él para dialogar respecto al presente y al futuro de la banda, como también para reflexionar sobre su pasado.

 

Hola Pablo, ¿qué tal? ¿cómo va?

¿Qué haces facundo, cómo te va, todo bien?

Todo bien, todo bien, disfrutando el 25 de mayo, digamos… (risas)

(Risas) Y bueno, me alegro.

Antes que nada, debo felicitarlos a ustedes por La Grieta (2016) porque fue un álbum de lo mejor.

Está bueno, igual pasó de todo: se fueron Hernán García e Iván Iñiguez. Vos te enteraste de todo.

Sí, estoy enterado. Más que nada lo que me gustaría profundizar (porque yo los vi en Auditorio Oeste) es que, como ahora les falta una guitarra, levantan el bajo en la mezcla. Y suena muy bien.

Sí, estamos contentos con ese sonido. Está sonando muy bien la banda.

Están conformes, ¿no? Porque se les fueron dos integrantes, y no es joda.

Sí, igual la banda siempre fue un trío, ¿viste? Entonces lo que estuvo diferente en estos años fue que había dos violas, pero la banda siempre fue un trío… Y Claudio en la voz. Y bueno, terminó siendo lo mismo ahora. Las dos violas sonaban muy bien, pero Fernando se lo banca solo también. Es verdad que Karlos con el bajo tiene un peso muy bueno también.

Lo que me llama la atención es que en vivo, la formación funciona. Perfecto. Ahora, en estudio ¿cómo es esto? Porque de las letras se encargaba Claudio, un poco vos; la música la hacía Hernán y a veces Fernando. ¿Cómo se sienten a la hora del estudio a componer esto?

No, hasta ahora tenemos canciones nuevas para hacer un nuevo disco. Este año vamos a hacer un álbum nuevo. A fin de año o para el verano del año que viene, como fuera… Pero ya tenemos cuatro o cinco canciones que las hacemos todos juntos, eso no fue ningún problema. Sí se lo puede plantear la gente, porque el que hacía la música era Hernán más que nada (yo también, en algunas canciones). Pero ahora se está dando así: nos sentamos a ver ideas y le damos forma. Siguen surgiendo canciones sin miedo. No nos planteamos en cómo lo hacemos porque no nos planteábamos eso antes. Cada uno hacía lo que le salía. En ese aspecto, es lo mismo que en vivo. Tampoco decimos hacer esto de una manera abrupta, porque se nos fueron dos integrantes y seguimos adelante como lo planteamos. Nada que no fuera natural, seguimos haciendo lo mismo de siempre.

Justamente, una cosa que vi y me pareció muy natural fue que cuando estaban en el Teatro Vorterix y tocaron muchos temas de La Grieta, y en el Auditorio Oeste hicieron una lista con menos temas de ese LP pero con más temas clásicos. No sé si estaban probando el terreno (era como el tercer o segundo show de Karlos)…

Sí, habría que verlo un poco. Cuando se fueron Hernán e Iván (esto pasó a pocos días de hacer un show en Mar Del Plata), Karlos se vino corriendo, más que nada como para darnos una mano en hacer el show. No queríamos suspenderlo. Entonces, hicimos lo posible para poder armarnos con todo lo que nos hubiera gustado hacer en la banda en ese momento, algo que nos identifique para que la gente escuche nuestras canciones más importantes y fáciles. Tampoco podíamos darle en la cabeza a Karlos con veinte y pico de temas porque iba a ser un asesinato. Al principio, nos iba a dar una mano con el bajo y hoy es el bajista estable de la banda. Por cierto, este recital que vamos a hacer en La Trastienda va a ser un show mucho más extenso.

En el show de La Trastienda estaría bueno escuchar algo como “Vivimos” o temas así que nunca fueron tocados en vivo.

Buenos, quizás sea uno de los temas más difíciles de tocar. Incluso no lo tocamos en Vorterix cuando presentamos el disco. Aunque queríamos invitar a Yulie Ruth, que cantó esa canción con Claudio, pero al final no pudo. Tiene otros instrumentos, es más difícil de ejecutar esa canción si tenemos todo un set eléctrico porque tiene otros climas y otros instrumentos. Hay pianos en ese tema y sin piano sería un poco complicado. Como lindo sería lindo, pero si venimos de una lista fuerte, cruda y que vaya para adelante, debemos tener una estructura diferente para poder hacer “Vivimos”. Por algo, esa canción no se pudo presentar en su momento.

Desde que arranco O’CONNOR, en el Monsters Of Rock de 1998, siempre estuvo en festivales y teloneando a bandas internacionales como SLAYER o METALLICA. Sin embargo, hoy eso no sucede tan seguido, ¿Vos creés que O’CONNOR está en el lugar que debería estar o prefieren abocarse en otro mercado?

No, no sabría explicar bien el por qué. Por cuestiones de ese momento, que pudo haber pasado algo. Quizás porque Claudio volvió con MALÓN, siendo él la cara de la banda, pero no sabría explicarte bien el por qué. Igual tenés razón: hace bastante que no lo hacemos, pero definitivamente no sabría explicártelo. Quizás un poco de todo lo que te dije.

Sí, pero igual sigue siendo una de las bandas más importantes en la escena local.

Sí, eso es indiscutible. De hecho, la banda lo hizo y ya lo tiene arriba del hombro. Hoy día ¿por qué no sucede tanto? No sabría decirte. Ojalá que suceda de vuelta porque me gusta tocar con bandas grandes y en shows igual de grandes también.

¿Y por qué deciden sacar de la lista básicamente a todo lo que es antes de El Tiempo Es Tan Pequeño (2004) y centrarse más en lo posterior? Porque básicamente en el 2015 tenías temas como “Cuántas Palabras”, “Reza A La Indiferencia” y después desaparecieron (risas). No sé por qué pasó.

Si, bueno… “Se Extraña Araña” sigue estando siempre, por ejemplo.

Sí, pero ese es un clásico.

Caníbal” sigue estando siempre. Lo que pasa es que al haber tantos discos hay muchos temas. No los tengo contado la cantidad de canciones que tienen los álbumes pero tienen unos diez temas, por ahí. Cuando tenés que elegir de cada disco una canción, puede ser que pienses que faltara más de uno que de otro. Pero igual hay temas como “Se Extraña Araña” que es como un caballito de batalla y siempre se tocó, y es de nuestro debut discográfico. Ya te digo, “Caníbal” es del segundo. En el último tiempo no estuvimos haciendo muchos cambios en las listas pero lo que tuvimos más en cuenta es poner más temas de La Grieta, más que nada porque es nuestro último disco y hay que llevarlo a la cancha. Pero es difícil hacer una elección de quince o veinte temas porque tenés que dejar contentos a todos, entonces hay que hacer un tema de cada disco, más o menos, ¿me entendés? (risas). Pero no lo veo así de que no tocamos canciones de esa época, por ahí se meten algunos temas viejos porque esta no es una banda que siempre usa las mismas listas, variamos mucho. Ahora que entró Karlos se dio un poco más de eso, pero por la cuestión que antes te contaba. Con el tiempo, va saliendo todo.

Y otra cosa que no me quedó claro es que las letras de La Grieta las escribió Hernán García.

No, no. Yo soy el que escribió.

Ah, ok. Listo, está bien. O sea que el disco íntegro en letras es tuyo.

No, no todas. Casi todas: “Tu Cosecha” es de Claudio. Lo que pasó es que yo las escribía y se las pasaba a Claudio porque él me dijo que las hagamos juntos, y como no nos juntamos en ese momento los dos en un lugar para hacerlas, a mí se me ocurrieron algunas letras que luego se las pasé a Claudio, y tanto le gustaron que les cambió pocas cosas, y a mi también me gustaron los cambios que le hizo, pero eran palabras o detalles. La letra entera nunca perdió el sentido que yo estaba diciendo. Fue más de esa forma. “Castigo y Perdón” también es otra que la había escrito Claudio. Yo escribí las letras de otras bandas como en DEVENIR, con O’CONNOR no. Lo que sí hice fue editar una canción entera y ahí Claudio le ponía la letra, o hacer una canción y darle la forma al estribillo cantado y que Claudio ponga la letra, pero en definitiva fue él el que hizo las letras. Y esta vez me quiso integrar para el armado de letras y me salió todo junto (risas).

(Risas) Y es un discazo, realmente. No lo digo por demagogia. Me gusta más que Rio Extraño (2010) y Un Poco De Respeto (2012).

A mí, yo te digo la verdad porque veo que a algunos les gustan los primeros discos, los últimos discos que sacamos son los que más me gustan. Después, con la perspectiva, leo todo y me gusta toda la obra, pero siempre es el último… Será porque es el más nuevo, qué se yo… La Grieta es un gran disco, y me encanta. Está en otro nivel, aparte de la composición y todo, cómo suena, cómo esta laburado… En todo nivel.

Vos cuando te sentás a tocar la batería, ¿cuáles son los temas que más disfrutas en vivo cuando haces de La Grieta, específicamente?

Mira, hasta ahora, te diría que La Grieta entero. Pero diría me encanta “Bendecido” o “Egos En Liquidación”, “Diminitudes”… No sé, me gustan todos. Tengo la suerte de que me gustan todos (risas).

Igual, algo que no está muy descubierto en vos para el público en general es como tu perfil de “¿qué compositores te influenciaron?” para escribir letras, para hacer música. ¿Qué bateristas tomas?

De letras no, pero a nivel musical te puedo nombrar toda esa música que me gusta que sea de los ’70. Me encanta THE BEATLES, me encanta BLACK SABBATH, me gusta la música progresiva, me gusta RUSH, y de Rock & Roll, todo. Yo escucho Rock & Roll desde muchos años antes que haber escuchado Heavy Metal, pero de todas ellas la que más me gusta es JUDAS PRIEST, tengo toda su discografía. En cuanto a bateristas, bueno… los bateristas de esas bandas… LED ZEPPELIN es otra banda que me voló la cabeza, John Henry Bonham fue para mí, no se… Es un baterista que ha sido mi pilar, y como que me hubiera gustado llegar a ese nivel. Yo me cultivé escuchando esas bandas, no tanto por ahí con esas bandas que son más contemporáneas, sino con esas bandas que ya escuché que son bandas viejas, ¿me entendés?

Sí.

No es que no me gustan las bandas nuevas. Me enamoré mucho de lo viejo porque fue con eso que tomé la teta. Y después, en cuanto a letras, yo mucho no entendía las letras de esas bandas porque lo que decían estaba en inglés y por eso no aprendí a hacer letras de esa manera como sí pasó con la batería. Las letras fueron algo que se me dio naturalmente, y diciendo cosas que decía yo, cosas que entendí yo de la vida… Fueron pensamientos más que ver con lo aplicado en vida que lo que dijo alguien en letras. Y con la batería sí, porque por ejemplo, me gusta LED ZEPPELIN, yo me ponía a tocar encima de los temas de ellos. Hice homenajes a ZEPPELIN con Mario, que es un gran tipo y, de una forma u otra, se me asimiló el estilo tocando lo que hicieron ellos ¿Me entendés lo que quiero decir?

Sí.

Es algo que te inunda aunque vos no estés diciendo “me voy a copiar de esto o de tal baterísta” y después terminas siendo un cliché de todos esos músicos porque tocas un poco de cada uno. Pero cuando le entendés la forma de tocar que tiene un tipo y lo tocas arriba de eso, ya te queda asimilado, ¿me entendés?

Sí, claro.

Me pasó más así que de otra forma, me refiero en cuanto a la batería.

Sí, obvio. Aparte, el sonido de tu batería es Rock, no es tanto Metal.

No, porque siempre me gustaron más las baterías acústicas. Yo siempre usé los micrófonos, nunca usé máquina. Mira que hay músicos como Pato Strunz (MALÓN) que usan máquinas y suena de puta madre, pero porque para un estilo musical en específico uno puede elegir. Por eso te repito, si hay algún ejemplo sería Bonham porque tocaba la batería con las manos hasta con las baquetas. Suena gordo, pesado, bien acústico y ambiental, ese es el sonido que me ha gustado buscar siempre. Después, mucho de lo que suena en los discos tiene que ver con la máquina que produce discos, o sea que no solamente es el gusto personal que tenga yo. Yo te hablo desde el punto de vista del show, donde el sonido no es modificable y es como uno le pega.

Hay que estar atento al vivo eso, que la gente afine un poco (risas).

(Risas) Mira, en vivo hay algo que me llama la atención, y es que suena justo como me gusta. Estamos trabajando con Mario Breuer, que está del otro lado de la consola, y parece como si hubiera un entendimiento sin necesidad de hablar. Es un tipo que, si vos hacés sonar, te hace sonar él desde afuera, ¿entendés? Es como si se ramificara eso que estás tocando desde el corazón. Escucho cómo suena el tambor y se escucha justo cómo le estoy pegando, y me gusta. Eso es muy difícil de encontrar.

Una conexión única. Lo que yo quería proponer era un ping-pong rápido: yo te digo los temas de La Grieta y vos me vas diciendo el significado de cada una. Te digo, por ejemplo, “Diminitudes” ¿Vos que me dirías de ese tema?

Ah, me jodiste porque es eso lo que te decía: fijate que, si le prestás atención a la letra, no hay ninguna que hable de la historia de algo. Son medias tranquilas, y prácticamente si te las pones a escuchar todas hablan de lo mismo: hablan de la vida, del hombre, de las cosas que nos pasan, pero no los puedo parar en un detalle en específico, si es eso lo que vos me preguntas. Te diría casi lo mismo de todas las canciones, porque es muy difícil de puntualizar eso. No es como THE BEATLES en donde hablan de una minita, o de la historia de un chabón. No es así.

A mí me mató el estribillo de “Espejismos Del Edén”: son cosas abstractas pero, si uno le da una vuelta, les termina interpretando de una manera.

Bueno, lo que yo entendí de lo que pasó es que yo pongo en escrito lo pensado en ese momento en particular. Pero lo bueno, y me doy cuenta, es que me viene gente y me dice “che, yo entendí esto” y es re loco, porque no es exactamente lo que quería decir pero está buenísimo (risas). Por ahí se dejan llevar y, lo mismo que está escrito, pueden entender una cura sobre algo u otra cosa, que no difiere demasiado pero no que es muy puntual, ¿entendés? Y eso pasa porque, si te das cuenta, la letra no es puntual: eso lo podes entender de muchísimas formas. Lo que hablaba era algo que se encuentre planteado, concreto, de la creación o de lo que ya está hecho y que no se puede ver fácilmente. En realidad, podés llevarlo y estando mañana en tu casa, aplicarlo. Eso está buenísimo.

Sí. Igual, uno de esos temas más fuertes, y que más se relacionan por ahí de imperdonable, es “Egos En Liquidación”. Ese tema realmente tiene un contenido bastante concreto.

Claro, bueno, ese ejemplo también, pudo haber sido en esos términos. Por ahí tiene un poco más de bronca (risas). Eso fue más que una queja de nosotros mismos sobre qué nos pasó, hasta acá nomás, en este país, sin hablar de lo político porque no podría tomar partido de una forma o de otra sin decir más o menos lo mismo. Creo que hay un egoísmo importante y eso es lo que se entiende en la canción.

Y, hablando internamente de eso, ¿Cómo está O’CONNOR ahora? Justo que ahora hubo una renovación y todo eso…

Muy bien, nos llevamos muy bien. Creo que eso es indispensable, y eso más o menos te lo comenté cuando te hablaba acerca de Karlos que toca muy bien y como persona es un gran tipo. Somos todos amigos y nos llevamos bien, no hay discusiones y no nos llevamos mal para nada.

Y como último te quería preguntar, porque la entrevista me gustó muchísimo ¿Qué es lo que se viene en La Trastienda? Sabiendo que es un lugar especial y único.

Sí, es un lugar buenísimo, y siempre me encantó tocar ahí, a pesar que hace un tiempo que no hacemos un show en La Trastienda.

Y además hace como siete años que no tocan ahí (risas).

Mira, ni me acordaba cuanto tiempo hacía que no tocábamos ahí (risas), pero siempre me gustó La Trastienda como un lugar para tocar.

Facundo Guadagno
Redactor en Rocktambulos
Antropólogo social y cultural, escritor, escéptico y crítico
Facundo Guadagno on FacebookFacundo Guadagno on Instagram

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top