Estás aquí
Página principal > Destacada

Prueba Superada: Así fue el día 3 del LOLLAPALOOZA CHILE 2018 #Crónica

Luchando contra la naturaleza y con muchas medidas de contingencia, el primer LOLLAPALOOZA de tres días realizado en América Latina terminó exitosamente este domingo 18 de marzo de 2018, en Santiago de Chile. La solidaridad entre los artistas y su capacidad para superar los inconvenientes con humildad fue la nota alta del evento. Lamentablemente no todos estuvieron en la misma línea, como Liam Gallagher, quien sacó a relucir su conocida actitud y, ante la dificultad, prefirió renunciar.

Si bien el día anterior la organización debió resolver problemas de último minuto para poder cumplir con lo pautado, moviendo horarios y locaciones que afectaron a varios artistas (y al público), el tercer día les tocó la gran prueba de fuego. Esta vez ya no fueron solo dos o tres cambios, sino que la reprogramación afectó casi toda la grilla del día. Por ejemplo, Mac DeMarco y Tash Sultana, pasaron de un escenario secundario a uno principal, mientras el grupo islandés KALEO, se presentó cuatro horas más tarde de lo pautado. Hubo que abrir un espacio en el Acer Stage para que los estadounidenses SPOON, quienes estaban pautados originalmente para el día sábado, pudieran realizar su presentación y Liam Gallagher apareció media hora después de lo programado.

Aunque suena como un desastre, la organización pudo salir airosa de todos los contratiempos, y si lo comparamos con lo que ocurrió en el tercer día del LOLLAPALOOZA Argentina (cancelación total de la fecha), podemos estar seguros que a la edición chilena le fue re bien. Al final del día, THE KILLERS, Lana del Rey, Tash Sultana y Liam Gallagher fueron los protagonistas, por diferentes motivos. Veamos cuáles fueron los momentos más memorables del tercer día del LOLLAPALOOZA Chile 2019.

Sudamerican Rockers

A tempranas horas de la tarde, fuimos testigos del debut de los chilenos RIBO en un LOLLAPALOOZA. El grupo congregó en el Lotus Stage a los más metaleros del tercer día (el que menos bandas pesadas tuvo) para celebrar su más reciente disco Máscaras y rememorar viejos clásicos. Con actitud y buena presencia en tarima, los nu-metaleros demostraron su experiencia y dejaron claro que tienen su lugar más que merecido en ese line up festivalero.

RIBO

Inmediatamente después, en el mismo escenario, fue el turno para el grupo argentino BOOM BOOM KID. El proyecto que lidera Carlos Rodriguez, un personaje que en Chile ya se siente como en casa, tuvo una muy buena convocatoria, demostrando que su propuesta sigue siendo llamativa e incluso dentro de un evento como el LOLLAPALOOZA, es capaz de reunir a sus fans y poner a todo el que se acerca, a saltar y hacer pogos al ritmo de su rockabilly y punk psicodélico. Con la energía de un adolescente, el argentino se conectó con su público durante todo el show, en el cual recorrió varios pasajes importantes de su discografía.

¿Todo en su lugar?

BOOM BOOM KID

La reorganización de la grilla hizo que algunos artistas tuvieran que mover sus presentaciones a otros escenarios. Tash Sultana y Mac DeMarco fueron los más beneficiados de eso y esta edición del LOLLA nos demostró que, como dice el dicho: “lo mejor es lo que pasa”.

La multiinstrumentista australiana ofreció su asombroso espectáculo en el escenario principal, el VTR stage, mientras que el cantante canadiense tomó el segundo escenario más grande, el Itaú Stage. Ambos contaron con numerosas audiencias que, de lo contrario, se habrían perdido lo que estos artistas tienen para ofrecer.

A DeMarco le tocó recibir un escenario “contaminado” de fiesta y entretener a un público que ya venía encendido en llamas luego de que horas antes los argentinos Damas Gratis hubiesen puesto al Lollapalooza a bailar cumbia villera. Como representante del indie rock, género que siempre caracterizó al festival, Mac DeMarco, venía a poner orden y fue recibido con una sorprendente ovación, sin embargo su presentación decepcionó a muchos.

Mac DeMarco

El canadiense se mantuvo sereno y concentrado en su música, ofreciendo un show íntimo y acorde para la hora, pero por momentos se notaba desafinado y la banda fuera de tiempo, algo que muchos no le perdonaron.

“Están todos borrachos” decía alguien en el público, y la mejor demostración de que a estos chicos no les importaba nada y estaban dispuestos a divertirse, fue cuando el baterista Joe McMurray intercambió de lugar con Mac para interpretar “High and Dry” de RADIOHEAD y “Under the Bridge” de RHCP. El baterista se mostró fuera de tono y de ritmo, provocando la burla de los presentes pero sin que les importara ni un poco. Parecían hacerlo a propósito. Y si, antes de ellos vimos pasar a Damas Gratis, así que debieron pensar “esta gente se divierte con cualquier cosa”.

Infinito virtuosismo

Tash Sultana

La sorpresa de la jornada la ofreció la talentosa Tash Sultana, que dejó con la boca abierta a propios y extraños en esta tercera jornada del festival. La multiinstrumentista que pasó de tocar en las calles a convertirse en fenómeno viral de las redes sociales, es hoy en día una estrella mundial es ascenso y su inclusión en el cartel del LOLLAPALOOZA 2018 fue más que acertada. Con su fusión entre reggae, rock, blues y música electrónica, la australiana se paseó por los temas de su único disco hasta ahora, el EP Notion.

Tash Sultana es una “mujer orquesta” que ejecuta todos los instrumentos que necesita y, gracias a una loopera, una drum machine, y otros juguetes musicales, no necesita de una banda detrás que la acompañe, ella sola se basta y se sobra. El gigantesco escenario principal parecía que le quedaría grande a esta chica, que apareció descalza, con su alfombra y sus instrumentos en el medio del VTR stage, pero no fue así.

El virtuosismo y la energía que desborda, la convierten en una gigante cuando comienza a ejecutar su guitarra con actitud rockstar, o mientras juega con sus instrumentos electrónicos y mezcla samplers con loops que va grabando en el momento. Hasta se da el lujo de alternar la trompeta y la flauta de pan, con su impecable voz. El resultado de su show fue una merecida ovación y la seguridad de que tiene un futuro más que prometedor.

Talento y seducción

Lana Del Rey

Otro de los shows que dejó a todos boquiabiertos, fue el de Lana Del Rey. Con su conocida actitud de diva sexy, Lana sedujo, con su maravillosa voz y su atractiva apariencia, a cada uno de los que se acercaron hasta el Itaú Stage para disfrutar de su impecable espectáculo. Acostada sobre un piano, sentada al borde del escenario o bailando entre sus músicos, la diva de actitud parsimoniosa y voz angelical supo como mantenerlos a todos siempre atentos. A mitad del show, se bajó del escenario para pasar por el pasillo y saludar a sus fans, lanzándole besos a todos.

“Chile, estoy muy emocionada de estar aquí hoy, contigo”, dijo la cantante, quien siguió interactuando con sus seguidores durante todo el espectáculo. La estadounidense fue lo suficientemente encantadora como para recoger cada uno de los regalos que le entregaron sus fanáticos en la primera fila, incluyendo un cigarrillo que le ofrecieron, el cual se fumó al mejor estilo de Marilyn Monroe, para el frenesí de los fanáticos.

Por su parte, SPOON finalmente pudo hacer su show, el cual estaba estipulado para el sábado pero tuvo que ser reprogramado para el domingo, y Wiz Kalifa se convirtió en el acto de cierre, tocando en el Acer Stage hasta unos minutos pasada la medianoche, haciendo que todos se despidieran de esta edición olvidándose de los inconvenientes que amenazaron con estropear la fiesta.

El show que pudo ser y no fue

Haciendo honor a su fama de rockstar impredecible, Liam Gallagher, que había mostrado su disconformidad con el sonido desde la primera canción, abandonó el escenario principal después de 15 minutos de show diciendo que no le gustaba cómo estaba sonando su voz. “Tengo la garganta destrozada, no dormí en todo el día”, dijo el vocalista británico y se fue.

Liam fue uno de los artistas afectados por la cancelación de vuelos provenientes de Argentina, donde sí ofreció su show de la manera acordada. El cansancio provocado por los retrasos y la molestia que genera cualquier situación como esa, hicieron mella en el humor del vocalista, que decidió tirar la toalla en medio de su público, de la peor manera posible.

¿Y los fans? No podían esconder sus caras de incredulidad, pero a pesar de que esperaron un rato y corearon su nombre, Liam nunca volvió. Inmediatamente después, se publicó un comunicado a través de su twitter explicando que fueron problemas de salud los que obligaron al ex OASIS a abandonar el escenario. Prometió volver pronto.

Liam Gallagher

THE KILLERS al rescate

Los cabezas de cartel del tercer día fueron mucho más que un acto de clausura y, además de entregarnos un memorable show, salieron en defensa de su colega Liam, quien tocó justo antes de ellos.

Dale click a continuación para leer la crónica del show de THE KILLERS en el LOLLAPALOOZA Chile 2018

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter
Las fotos fueron tomadas por Carlos Müller, Jaime Valenzuela, Francisco Medina, Rodrigo Navarro y Juan Pablo Reyes. Todos los derechos pertenecen a sus autores.

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

One thought on “Prueba Superada: Así fue el día 3 del LOLLAPALOOZA CHILE 2018 #Crónica

Queremos saber qué te pareció:

Top
Close