Estás aquí
Página principal > Destacada >

SUFFOCATION e INCANTATION en Argentina: Honrando tradiciones #Reseña

Domingo a la noche y parece una escena sacada de los 90; GREEN DAY se presenta en un estadio Velez agotado, Maneskin hace lo propio en el hipódromo y las huestes del metal se congregan en The Other Place para ver a dos leyendas del death metal más extremo. Todos estos espectáculos están agotados o a punto de. Varios se preguntan las razones de este fenómeno, pero las respuestas son bastante obvias.

La pandemia parece haber creado un cambio de paradigma hasta en cuestiones triviales. Antes de las bandas extranjeras, se presentan los locales Dislepsia y Amhortex. Tiempo atrás la gran mayoría del público solía evitar a las bandas soporte. La gente se quedaba en la puerta tomando cerveza o ignoraba a los músicos que estaban sobre el escenario. Hoy los fans parecen querer sacarle todo el jugo posible a su entrada. Quizás antes del aislamiento dábamos las cosas por sentado, éramos un poco vagos a la hora de incorporar nueva música y solo queríamos ver lo que fuimos a buscar. Tal vez esa distancia nos hizo apreciar mas las cosas. Tanto Dislepsia, con una propuesta mas vieja escuela y Amhortex, mas volcados a algo moderno y experimental, son muy bien recibidos, sobre todo estos últimos, quienes eran los que mas se alejaban de la propuesta de los dos platos fuertes de la noche. En otras épocas la respuesta podría haber sido hostil o de total indiferencia. Positivamente parece que estamos empezando a cambiar eso.

A las nueve y con una sala abarrotada, sale INCANTATION. Desde sus inicios hacia fines de los ochenta, la banda originaria de Nueva York no solo es pionera, sino que ha sido una de las más prolíficas de la escena. Nunca han dejado de girar y editar material, incluso en las peores épocas de popularidad del estilo. Unos verdaderos trabajadores de la música.

Incantation

Ahora que existe una reivindicación del death metal vieja escuela, por parte de bandas como BLOOD INCANTATION o GATECREEPER por ejemplo, INCANTATION se alimenta de eso que ayudaron a crear y nunca abandonaron. Es por eso que el set se apoya en su ultimo disco; Sect of vile divinities. Hay cosas que no se pueden fingir y una de ellas es estar feliz arriba del escenario. Ambas bandas vienen de una gira extensa por Sudamérica, tocando prácticamente todos los días, pero a la hora de la entrega, los dos grupos dejan todo arriba de las tablas. Quizás las mismas bandas volvieron a apreciar su trabajo y a no dar todo por sentado. A veces se necesita un poco de distancia para apreciar las cosas.

Durante una hora la banda hace un repaso por toda su historia. No se concentra excesivamente en su época de gloria y, al juzgar por la respuesta del público, no lo necesitan tampoco. La idea de que solo se puede vivir de la nostalgia en este genero tiene que ser erradicada. No es necesario reinventar la rueda, sino simplemente hacer buenas canciones y respetar a tu público.

Terrence Hobbs, guitarrista fundador de SUFFOCATION

Pasadas las diez de la noche sale SUFFOCATION, una banda que una década atrás parecía imposible de ver por estas tierras, pero que, por esas cosas del destino, ha cementado una relación con la región, visitándonos asiduamente cada dos o tres años.

A primera vista SUFFOCATION parece tener una actualidad mas complicada. Sin disco nuevo desde 2017, el único miembro original es su guitarrista Terrence Hobbs luego de la partida del cantante Frank Mullen. A eso hay que sumarle que la mayoría de los músicos del grupo, apenas pasan el lustro como integrantes. Entonces ¿Por qué un grupo que nos visita asiduamente, sin nuevo material, sin integrantes claves, en época de crisis económica, puede llevar tanta gente un domingo? Ni bien arranca la banda con “Liege of inveracity” tenemos la respuesta; el oficio. En épocas de incertidumbre económica, en este país el consumo cultural no se resigna; lo necesitamos. Es en esos momentos donde el publico apuesta por bandas que hacen valer su dinero, y tanto SUFFOCATION como INCANTATION lo logran. Son bandas legendarias, con décadas de experiencia y un catalogo de canciones imbatible. A eso hay que sumarle que The other place es un lugar cómodo para ver shows y uno que suena muy bien, además. Quizás en SUFFOCATION faltó un poco de volumen en las guitarras, pero soy de los que prefieren un sonido más bajo, pero claro, a algo mas fuerte que se transforme en una bola de ruido.

SUFFOCATION sí se concentra en su pasado, pero los entendemos. Están en un periodo de transición, pero por lo que vemos arriba de las tablas, el futuro es auspicioso, sobre todo de parte del vocalista Ricky Myers, que logra conectar muy bien con la gente y logra mantener el nivel vocal de principio a fin del show, cosa que no es sencilla. Se adueña del repertorio y el grupo parece re energizado por ello. El guitarrista Terrance Hobbs se mueve y toca clásicos como “Infecting the crypts” con un entusiasmo como si fuese la primera vez. Tanto en SUFFOCATION como en INCANTATION, da la sensación de que sus mayores fans son ellos mismos. Es lo intangible que decíamos que no se puede fingir.

Termina el show y la cara de satisfacción de la gente es la única garantía que necesitamos. Al otro día empieza la rutina, pero se encara de otra manera. La banda seguirá su gira, entregando lo mismo en cada parada. El público, mientras tanto, esperara que dos o tres años se pasen rápido para volver a sentir lo mismo. Así se construye la fidelidad.

Facundo Llano
Colaborador en Rocktambulos
Música, comida y libros, el resto está de más.
Facundo Llano on Facebook

Galería fotográfica

Todas las fotos fueron tomadas por Melisa Torres para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Por favor ¡desactiva Ads Block!

Este contenido es gratuito, solo te pedimos que nos permitas mostrarte publicidad de Google. De ese modo estás apoyando el periodismo independiente.