Estás aquí
Página principal > Destacada

Una Segunda Oportunidad: AS I LAY DYING se reencontró con Argentina #Crónica

Ocho años pasaron desde la última visita de AS I LAY DYING a Buenos Aires y en ese tiempo pasó de todo, literalmente. Podríamos decir que la vida nos cambió tanto a ellos como a nosotros. Particularmente para mi, AILD son el recuerdo de un show que nunca fue y al que tenía muchas ganas de ir, por allá por el 2011. En aquel entonces vivía en Venezuela y el concierto, pautado para el 5 de Junio de 2011 en Caracas, fue cancelado el mismo día ya que a las bandas (también se presentaría HEAVEN SHALL BURN) se les negó el acceso al país por no contar con la documentación reglamentaria (según las autoridades de turno) y fueron deportados.

Muchos nos quedamos con las ganas y la esperanza de un regreso, pero la agrupación detuvo su actividad en 2013 y se separó en 2014 luego de la decepcionante situación que se dió con su vocalista, Tim Lambesis. Sin entrar en demasiados detalles (se puede leer todo haciendo click aquí), basta con recordar que Tim estuvo en prisión por haber contratado a alguien para asesinar a su ex-esposa (sin éxito, por suerte), razón por la que los estadounidenses se disolvieron e intentaron renacer formando una nueva banda (sin su vocalista).

Luego de que Tim saliera anticipadamente de la carcel y se arrepintiera -una vez más- de sus actos, sus compañeros lo perdonaron y finalmente en 2018 se volvieron a reunir como banda. El 2019 los encontró grabando nuevo material y el próximo 20 de septiembre estarán publicando su primer disco en 7 años, titulado Shaped By Fire, del cual ya estrenaron algunos temas y videos. Sin duda, estan tratando de recuperar el tiempo perdido e intentando superar el pasado oscuro que manchó su exitosa carrera.

Josh Gilbert, AILD

Como parte de la promoción de su próximo álbum, los íconos del metalcore se embarcaron en una gira latinoamericana que los trajo a Buenos Aires, Argentina, el pasado 10 de septiembre para dar un demoledor show en El Teatrito. Allí se dieron cita los amantes del género y alguno que otro curioso.

La apertura estuvo a cargo de los locales IN ELEMENT, quienes supieron calentar los motores con su estilo particular de metal moderno. La banda porteña aprovechó para continuar mostrando su disco Lyra, mientras que desde Rosario tuvimos la visita de ELEVATE, una banda que fusiona el djent con el metalcore, quienes acaban de publicar Entre Las Llamas, su nuevo álbum, y aprovecharon para presentarlo ante el público de la capital, compartiendo escenario con unos monstruos del metal moderno como AS I LAY DYING.

Ya casi se hacían las 22 hs cuando terminó el trabajo del DJ encargado de amenizar la espera (excelente selección musical, por cierto), dando inicio al show de los estadounidenses. Las luces se apagaron mientras de fondo sonaba “Whashed Away“, el instrumental que sirve como intro para “My Only Home” en el disco Awakened. La emoción era palpable y aunque lamentablemente no fue ese el tema que arrancó al terminar el intro, en su lugar hubo uno mejor: “Meaning In Tragedy“, del disco Shadows Are Security.

Tim Lambesis, AILD

La música retumbaba entre las paredes de El Teatrito y aunque al inicio no era fácil distinguir un sonido claro, podíamos verlos. Tantos años después, ahí estaban Josh Gilbert (bajo y voces limpias), Nick Hipa (guitarra líder), Phil Sgrosso (guitarra rítmica), Jordan Mancino (batería) y Tim Lambesis (voces guturales), todos sobre el escenario, en medio de humo artificial y muy pocas luces que generaban una atmósfera de misterio y oscuridad, lanzándonos esa bomba sonora y activando los pogos desde el minuto uno, pogos que fueron in crescendo ya que lo que seguía era cada vez más poderoso: “An Ocean Between Us”, “Through Struggle” y “Within Destruction”.

El público saltó desde el primer tema y cuando todo parecía calmarse, los músicos pedían circle pit y el caos volvía a resurgir. A pesar de que la banda tuvo que lidiar con algunos desperfectos técnicos en el arranque y por momentos el sonido parecía saturado (lo cual impedía percibir con detalle el sonido de las guitarras), las voces de Tim y Josh fueron protagonistas durante todo el show.

“¿Están listos para escuchar algo nuevo? Estamos a 10 dias de que salga nuestro nuevo disco” dijo Tim Lambesis en una de sus primeras interacciones. Se refería a “Redefined“, para mí, uno de los mejores temas que han liberado del nuevo disco, solo superado por “My Own Grave“, que sonaría más adelante. Lamentablemente para el momento de tocarlo todavía no se había ajustado del todo el sonido. “Yo no me estoy escuchando, pero si ustedes me escuchan, sigamos adelante” agregó Tim en relación a los problemas técnicos.

Emocionante para la banda fue escuchar a todo el público coreando la melodia de “The Sound of Truth” al inicio del tema. Sin duda una de las canciones más esperadas. “Forsaken“, la recien estrenada “Shaped by Fire” y los clásicos “Condemned” y “The Darkest Nights” (otra de las más coreadas de la noche) mantuvieron activas a la gente sin descanso alguno, ya que la banda prácticamente no dejaba espacios entre tema y tema.

Nick Hipa, AILD

Uno de los personajes que más resalta sobre el escenario es Josh Gilbert, el extrovertido bajista y responsable de las voces limpias, ya que además de moverse por todo el escenario y cantar, se sube a los monitores y las sobretarimas mientras juega con su instrumento. Caso contrario es el de los guitarristas, más tranquilos y enfocados en sus lugares, igualmente impecables con cada riff y destacando en cada solo de guitarra, sobre todo en el de la infaltable “Parallels“, donde ambos son protagonistas. Eso sí, todos en la banda descargan con cada breakdown, haciendo headbanging y saltando cada vez que era necesario, manteniendo siempre la energía en lo más alto.

¿Qué decir de Tim? Su particular postura de tipo rudo, su manera de agarrar el micrófono y su costumbre de cantar con el puño alzado le daban a la escena el aderezo necesario para complementar su poderosa voz, la cual es un placer tener de vuelta. Todo eso aunado a una actitud amigable y humilde por parte del vocalista, que se mantuvo chocando puños con sus fans durante todo el show y se acercó muchas veces al frente para saludar a los que estaban a su alcance.

Por último pero no menos importante, tenemos que mencionar la impecable labor de Jordan Mancino en la batería, quien demostró ser una máquina detrás de los tambores y supo jugar con todos los cambios de velocidades, cortes y blast beats que cada canción amerita, haciendo temblar el recinto con cada golpe.

“Estoy muy agradecido de que nos den una segunda oportunidad, todo el mundo merece una segunda oportunidad” fue uno de los comentarios más sentidos de la noche por parte de Lambesis, quien antes de tocar su exitoso nuevo sencillo, “My Own Grave”, confesó que es una cancion “escrita desde adentro”. Para su sorpresa, el público se sabía el tema y la respuesta fue inmejorable. “Hermoso” dijo Tim cuando el público cantó el coro en la sección más lenta se la canción.

Josh Gilbert, AILD

Con ese viaje en el tiempo que significó escuchar “94 hours“, se terminó la primera parte del show, sin embargo fue tan breve el tiempo que estuvieron detrás del escenario antes de volver para el encore, que podríamos decir que el show ocurrió en un solo bloque.

El intro de “Nothing Left” fue la señal de que el fin estaba cerca y había que descargar todo remanente de energía, por lo que tras corear la melodía y arrancar el tema, el público armó uno de los pogos más grandes de la noche. Tim, que agradeció en repetidas ocasiones a los asistentes por estar allí, tuvo la deferencia de agradecerle también al crew y a todos los que estaban trabajando en el backstage “por hacer todo esto posible”. Inmediatamente después anunciaría el último tema y procedieron a despedirse con el clásico “Confined”, cerrando un compacto pero poderoso show que si bien duró apenas 70 minutos, fue tan aplanador que se sintió como si hubiesen sido dos horas.

Obviamente nos quedamos con las ganas de algunos temas que no sonaron, como “Whispering Silence”, “Upside down Kingdom”, “Anodyne Sea” o “Resilience“, entre otros, pero no podemos negar que el set list fue bastante completo y reunió lo mejor de lo mejor que tiene la banda. Una buena manera de reencontrarse con sus antiguos fans y demostrar que, no solo tienen ganas de aprovechar esta segunda oportunidad, sino que en realidad se la merecen.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter
Tim Lambesis, AILD

Todas las fotos fueron tomadas por Carlos Javi para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Un pensamiento en “Una Segunda Oportunidad: AS I LAY DYING se reencontró con Argentina #Crónica

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top
Close