Estás aquí
Página principal > Destacada

RED HOT CHILI PEPPERS en el Lollapalooza Chile 2018: Un buen día para estar vivos

Responsables de cerrar la segunda noche de esta primera edición de tres días, los RED HOT CHILI PEPPERS tenían el reto de superar el imponente show que realizó PEARL JAM el día anterior. No sería fácil igualar lo hecho por Eddie Vedder y compañía (banda con la que mantienen una gran amistad) en la primera fecha y mucho menos cuando los inconvenientes logísticos provocados al festival por la tormenta de Buenos Aires, les cambió todos los planes y los tuvo al borde de la cancelación.

No era el mejor día, pero el show debía continuar y así lo hicieron. Faltaban diez minutos para las 22 hs cuando comenzó a sonar un saxofón y se apagaron todas las luces. No fue sino hasta las 22 hs en punto que salieron los cuatro californianos para comenzar su tradicional jamming, esa previa que ya conocemos de pasados shows y que antecede al enérgico “Can’t Stop”. Fue la mejor forma de arrancar el concierto y levantar a las casi cien mil almas que se dieron cita en esta segunda jornada del LOLLAPALOOZA Chile, sin duda.

A pesar de que lograron llegar a tiempo (o casi) para su show, los Red Hot lucieron cansados y poco conversadores. “Hubo un retraso en Argentina y no pudimos llegar antes”, dijo en una de sus pocas interacciones el carismático Anthony Kiedis, vestido de campera negra deportiva y remera verde, con cara de no haber dormido. Luego de habernos explicado las razones del retraso, concluyó con «Es un buen día para estar vivo», una frase que probablemente fue sarcástica, aunque tal vez no.

Y es que después de todo, pudo haber sido peor, por lo que el optimismo y la buena vibra se hizo presente desde el propio inicio de su show, en el cual durante casi dos horas celebraron haber superado todas las adversidades. Clásicos como “Scar Tissue”, “Californication” y “Suck My Kiss” se juntaron con éxitos más recientes como “Dani California” y “By The Way”, dejando espacio también para los temas más nuevos, como “Dark Necessities”, “Go Robot” y “Goodbye Angels”.

Aunque un poco mecánicos, la pasión en cada nota ejecutada y la actitud sobre el escenario fue lo que más resaltó en la performance de Chad, Flea, Josh y Anthony, quienes a pesar de no estar en su mejor día, entregaron el cien por ciento de lo que tenían ante una fanaticada que coreó casi todos los temas del set y se entregó con ellos para cerrar una gran jornada.

Antes del cierre, la banda nos permitió disfrutar del guitarrista Josh en solitario, quien apareció en el encore para tocar “Lover, you should’ve come over”, una versión de Jeff Buckley y finalizaron con el esperado “Give it away”, haciendo explotar al parque O’Higgins en pleno.

«Mucho, mucho amor Chile» dijo el extrovertido Flea en una de sus interacciones, quien se acercó al micrófono varias veces para decirnos cosas en español, sin embargo el mensaje más sentido del bajista vino luego del tema “Don’t Forget Me” y fue en inglés: “Let your guardian angels guide you (dejen que sus ángeles guardianes los guíen)».

Fue una clara alusión a lo que acababan de experimentar, viajando en medio de tormentas eléctricas, trabajando contra reloj y habiendo visto su presentación en verdadero riesgo de ser cancelada. Al final, Flea nos recordó que no importa cuanto planifiquemos, la vida tiene estas cosas y solo queda dejar que todo fluya y confiar.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on GoogleFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

Todas las fotos fueron tomadas por Carlos Müller / Todos los derechos pertenecen a su autor

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

One thought on “RED HOT CHILI PEPPERS en el Lollapalooza Chile 2018: Un buen día para estar vivos

Queremos saber qué te pareció:

Top
Close