fbpx
Estás aquí
Página principal > Destacada >

SERPENTOR: La banda de barrio que llegó a Obras. Así fue su debut en el «Templo del Rock»

El pasado viernes 5 de noviembre SERPENTOR se presentó, por primera vez, en el Estadio Obras Sanitarias de Buenos Aires. Nada mal para “una banda de barrio”, como Jorge Moreno (guitarra), sostuvo en un momento del show. Después de años de lucha, llegó el bautismo de fuego, con grabación de DVD incluida. El grupo argentino de Thrash no estuvo solo en la jornada, ya que la misma fue abierta por PLEGARIAS, banda del mismo estilo, pero de la Zona Norte bonaerense.

Parece una tontería marcar que un grupo es de tal o cual zona, que su pertenencia es de “x” barrio, pero sería juzgar de afuera y negar que para ellos, lo relevante, es que hay un sentido de pertenencia que implica estar aislado, por eso “llegar” es tocar en la rica Ciudad de Buenos Aires, no en el conurbano; por eso, PLEGARIAS, oriundos de Zona Norte, desplegaron una excelente muestra de Thrash – que pueden disfrutar en nuestro canal de YouTube -, sorprendente para una banda soporte por el gran sonido con el que contaron y la respuesta, más que favorable, del público presente. Una gran apertura para una muy esperada noche.

Apagón de luces, introducción y salida a escena de SERPENTOR sin tomar prisioneros con “Controlando la Nación”, que despertó un pogo destacable, que cobraría aún más fuerza con el clásico, ya himno de la banda, “Privación Ilegítima de la Libertad”. El dúo de guitarras de Moreno y Alcaraz estaba presente delante de la mezcla, destacándose con el bombo de Marcos Gianfrancesco, baterista de la agrupación. La voz de Guillermo “Temo” Romero, con las remiscencias a Chuck Billy de TESTAMENT, resultaba icónica, ideal para el Thrash y las arengas necesarias del estilo.

El público, variopinto de rango etario, tuvo mezclado en el campo al ilustre Gustavo Rowek (ex V8 y RATA BLANCA; hoy en ROWEK) y Sergio Berdichevsky (ex RATA BLANCA, y también actual miembro de ROWEK). Pronto fueron detrás del escenario, mientras arriba “Temo” Romero se destacó por su presencia, ya que era una noche consagratoria, pero eso no quitaba el respeto, y la obligación moral de quienes han fallecido este año: Pil Trafa (LOS VIOLADORES, PIL) y “Pato” Larralde (LOS ANTIGUOS) aparecieron en las pantallas del escenario, recibiendo un merecido homenaje. Posteriormente, sería el turno de que la banda interpretara “Madre”, una canción lenta, acorde al clima del momento.

Con un peculiar solo de batería, Gianfrancesco se lució con sus piruetas tras los cuerpos de su instrumento, pero en particular por tocar sobre Lars Ulrich en distintas canciones de METALLICA. Así se preparó el clima para la brutalidad que fueron “Asesino” y “Síndrome”, clásicos festejados como las nuevas canciones del flamante Sacerdote del Horror (2021), entre ellas “El Carnicero”, que había estrenado videoclip unos días antes.

Para cerrar la noche, los clásicos crearon un clima festivo con “Enfermo Poder” y “Militares Criminales”, para que todo Obras cantara al unísono. El cierre con “No Me Prediques” de Poseído (2004) fue un grito de festejo y consagración con un Thrash apto para ser exportado. Fin de luces oscuras y claridad para las fotos icónicas, que recorrieron redes sociales para celebrar con el público que una banda de barrio haya llegado al llamado “templo del Rock”, al Estadio Obras Sanitarias. Esperamos con ansias el DVD de esta gran noche y celebramos la buena salud de SERPENTOR.

Facundo Guadagno
Redactor en Rocktambulos
Antropólogo social y cultural, escritor, escéptico y crítico
Facundo Guadagno on FacebookFacundo Guadagno on Instagram

Galería fotográfica:

PLEGARIAS

SERPENTOR

Todas las fotos fueron tomadas por Carlos Martínez para rocktambulos.com / Todos los derechos reservados

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

Top