fbpx
Estás aquí
Página principal > Destacada >

Sol, verano y mucho metal! Así fue el WACKEN OPEN AIR 2018 #Crónica

El pasado 2, 3 y 4 de Agosto se llevó a cabo una nueva edición del festival más esperado por miles de metaleros en todo el mundo: el WACKEN OPEN AIR. Desde días atrás se preveía un temporal bastante caluroso en el norte de Alemania y así fue. El WOA este año tuvo un tiempo cálido y seco. No hay termino medio, o llueve durante todo el festival y se acumula el barro, o sale el sol y se levanta el polvo por toda la zona. Como reza su lema: “Rain or Shine”, el festival siempre se realiza tal como está previsto. Este año no fueron necesarias las botas de goma para poder desplazarse por el campo, hubo gente que iba descalza disfrutando del buen tiempo y buscando una sombra para recostarse. Definitivamente la gente que va al Wacken está hecha de metal inoxidable, porque es sorprendente el aguante que mostraron cada una de las jornadas con temperaturas que superaban los 35 ºC.

Miércoles 1

Nazareth

Si bien el miércoles no es, oficialmente, el día que empieza el festival, en los últimos años se ha ido convirtiendo en una fecha atractiva en lugar de una simple previa, ya que además del Metal Battle, que ocurre desde tempranas horas con bandas de todo el mundo, también se empiezan a reunir bandas de bastante peso. Nuestra jornada comenzó con EVIL INVADERS en el Wasteland Stage. Gran concierto el de los belgas, que sirvió como preámbulo para la locura generada por TOXIC HOLOCAUST. A éstos el escenario les quedó perfecto y entre llamaradas por todo el recinto causaron moshpits con temazos como “Nuke the Cross” y “Bitch“, con el cual Joel Grind y compañía pusieron todo patas arriba.

Uno de los primeros cabezas de cartel que se presentaba en el W:E:T Stage fue NAZARETH, quienes llenaron la carpa. Literalmente no cabía un alma más y es una pena, ya que mucha gente comentó su descontento por no poder acceder a ver esta clásica banda escocesa de Hard Rock.

Sepultura

Con SEPULTURA pasó exactamente lo mismo, no entraba un alfiler en la carpa. El concierto inició con “I Am the Enemy” y “Phantom Self” de su último álbum “Machine Messiah”, pero no fue hasta que tocaron “Territory” que se desató la locura entre el público. Otro momento memorable fue la participación en la guitarra de Yohan Kisser, quien ayudó a su padre Andreas Kisser con el clásico tema “Desperate Cry“. Más adelante “Refuse/Resist” puso a todo el mundo a mover la cabeza y el gran cierre del concierto fue con “Roots Bloody Roots”. El año pasado tuvimos la visita de Max e Iggor Cavalera en el festival y esta vez fueron los otros dos fundadores de SEPULTURA los encargados de darnos una gran jornada festivalera con metal latinoamericano. Esto apenas empezaba.

Jueves 2

Durante las primeras horas se desarrolló el Wacken Metal Battle, cuyos ganadores fueron DIE FROM SORROW, procedentes de China. Merecido reconocimiento por haberlo dado todo sobre el escenario. SKYLINE en el Harder Stage, como ya es costumbre desde hace años, dio inicio a los concierto en los escenarios principales con versiones de “Burn” de Deep Purple, “Bark at the Moon” de Ozzy Osbourne o su cierre con “Asche zu Asche” de Rammstein.

Vince Neil

Como ya habíamos podido comprobar el día anterior, el polvo creaba bastante problemas para respirar, y si en los últimos años los impermeables y las botas de goma se vendían como pan caliente, este año las mascarillas se agotaron rápidamente. Aún así, el público se congregó para ver a DOKKEN en el Faster Stage, a una hora en la que se sumaba el inclemente sol. La jornada se hizo lineal, metereológicamente hablando, y personalmente fue uno de los días más duros, sin imaginar lo que quedaba.

Una buena fiesta montó Vince Neil en el Harder Stage con temas clásicos de MOTLEY CRUE, apoyado de excelentes músicos que alegraron el ambiente con canciones como “Kickstart My Heart” y “Girls, Girls, Girls“. Otro gran concierto fue el que ofreció DIRKSCHNEIDER en el Faster Stage. Todos los clásicos de ACCEPT cantados por su vocalista original no tienen precio, con un gran setlist de principio a fin. Sobre las 19:15 era hora del metal extremo de la mano de BEHEMOTH en el Harder Stage, con una gran congregación de público que a pesar del calor no abandonaron la zona de los escenarios principales y movieron la cabeza al son de “Demigod” y “Conquer All“. También presentaron el nuevo tema “God=Dog” y, entre llamaradas, máscaras y sangre, los polacos ofrecieron un excelente show.

Judas Priest

Solo tuvimos que movernos unos metros hacia el Faster Stage para ver a otro de los principales del día: DANZIG. Dispuestos a tirar la casa por la ventana y celebrar sus 30 años como banda, los liderados por Glenn Danzig dejaron todo en el escenario y cautivaron a propios y extraños, a pesar de que Glenn ya no se ve tan fuerte como antes. Al principio pensé que se trataba de un problema de sonido en la voz, pero a medida que avanzaba el concierto era evidente que el vocalista no estaba en su momento. Sin embargo, el público no pudo resistirse a la nostalgia y coreaba los clásicos a todo dar, siendo los temas “Twist of Cain”, “How The Gods Kill” o el legendario “Mother“, algunos de los que más fuerte se escucharon.

Sobre las 22:30 llegaría el turno de los cabeza de cartel: JUDAS PRIEST, quienes abordaron el Harder Stage y ofrecieron un gran concierto con una puesta en escena increíble. Los ingleses son un derroche de Heavy Metal y poderío por donde se les vea, pero el cansancio pasó factura a los asistentes y se notaba la intención de los ingleses por animarlos. No faltaron clásicos de todas sus etapas mientras que los temas de su último trabajo, Firepower, fueron muy bien recibidos. Gran espectáculo, sin duda. Si no fuese porque el público no estaba al 100% de energía hubiese sido épico. Eso sí, épica fue la participación de Glenn Tipton en los temas “Metal Gods”, “Breaking the Law” y el cierre con “Living After Midnight“. 

Viernes 3

Aunque los encargados de abrir la fecha fueron los electrónicos AMARANTHE, nuestra jornada del viernes comenzó al medio día cuando CANNIBAL CORPSE reunió a una considerable audiencia en el  Harder Stage para iniciar el día con Death Metal. Moshpits, crowdsurfingwalls of death son algunas de las actividades que la salvaje audiencia suele practicar cuando tocan estas leyendas, y esta vez no fue la excepción. Seguidamente tuvimos un gran dilema entre ver a AMORPHIS en el Faster Stage, o a DARK TRANQUILLITY en el Louder Stage, así que nos inclinamos por los segundos. El calor era brutal, pero el público no se perdió ni un segundo de la presentación de los suecos, quienes ofrecieron un muy buen concierto bajo el intenso sol.

Arch Enemy

Mientras KORPIKLAANI, en el Harder Stage, creaba un ambiente muy festivo, sobre las 15:45 un numeroso público se reunía cerca del Faster Stage para disfrutar del gran show de EPICA. Su presentación también estuvo marcada por el intenso calor, pero la gente igualmente hacía crowdsurfing, cantaba, y saltaba durante todo el setlist, al igual que ocurrió cuando apareció Alexi Laiho y sus CHILDREN OF BODOM. En ese momento es cuando admiras el aguante de los metalheads en Wacken, quienes a pesar de la intensidad del calor y el polvo que creaban los moshpits, continúan disfrutando y apoyando a sus bandas favoritas.

Más adelante se presentaba DORO, la reina del Heavy Metal, en el Harder Stage para interpretar canciones de su época con Warlock, como “I Rule the Ruins”, y más adelante se sumó al escenario el vocalista Johan Hegg (Amon Amarth) para cantar junto a ella “If I Can”t Have You – No One Will” y “A Dream That Cannot Be”. Quedó claro que Doro es parte de la esencia de este festival.

A las 21:00 ya era el turno de NIGHTWISH, quienes ante un mar de metalheads y apoyados con imponentes visuales, celebraron sus 20 años de carrera y ofrecieron un impecable show, cuyo atardecer sirvió de marco perfecto para dar más emoción al concierto. Seguidamente, RUNNING WILD, tocaba en casa, y como tal, fueron recibidos por todo lo alto. “Soulless” fue una de las canciones más coreadas de los alemanes.

Nightwish

Potente y enérgico fue el recibimiento que tuvo IN FLAMES ante un área de conciertos abarrotada. Con “My Sweet Shadow” iniciaban su show, de sonido imponente y acompañados de unas increíbles e interminables llamaradas que, además de iluminar todo, también le sumaban grados de calor a la ya suficientemente calurosa temperatura ambiental. Las primeras filas del Faster Stage fueron las que más sufrieron. A las 01:45, ante una menor cantidad de público (como era de esperar por la hora y el cansancio), todo estaba listo para ver a GHOST.

La banda liderada por Tobias Forge ofreció un concierto muy bueno, a pesar de tener algunos inconvenientes técnicos con el volumen. Después de verles en escenarios pequeños hace unos años, y ahora pasar directamente a ser cabezas de cartel y en el escenario principal, es un poco alucinante que en tan poco tiempo hayan escalado tantas posiciones. Dentro de sus temas más coreados estuvieron “Rats”, “Ritual”, “From the Pinnacle to the Pit”, y el cierre con “Monstrance Clock“.

Sábado 4

Gojira

El ultimo día del festival contó con mejor tiempo, hubo un poco de nubes que de vez en cuando tapaban el sol, y esto se notó en general en el ánimo de la gente que tenía que darlo todo por una última vez. Aquí es cuando nos empieza a entrar la nostalgia de que se acaba un gran festival que se ha vuelto tu casa por casi una semana.

A las 12:00 arrancábamos la jornada con el Heavy Metal de RIOT V en el Louder Stage. ¡Qué buen concierto! El nivel en el que se encuentra esta clásica banda es brutal, las primeras filas corearon canciones como “Swords and Tequila” y “Warrior“. La fiesta en el Faster Stage la pusieron los alemanes de ALESTORM, con un público alocado que resultaba muy divertido de ver en las pantallas de los escenarios.

Sobre las 17:00 la brutalidad de GOJIRA invadía el Faster Stage. El público estaba expectante y los esperaban con un par de ballenas inflables que entretuvieron a la multitud. Los moshpits y walls of death estuvieron presentes en todo su show, que acompañado de sus excelentes visuales lograron crear una atmósfera muy personal. En general una contundente actuación.

STEEL PANTHER ya empieza a ser un clásico en Wacken. Su show logra congregar toda la zona de conciertos por su excelente puesta en escena, llena de humor por parte de sus músicos. Si bien siempre está el debate debido a sus sexuales letras, una parte se lo toma con humor pero otra con bastante enfado por las caras que pude ver, pero pasando a lo netamente musical, son muy buenos sobre el escenario. 

Helloween

Por otro lado, si hubo un público descontrolado ese día -en el buen sentido- fue el de ARCH ENEMY. Mareas de gente haciendo crowdsurfing y mucho moshpit fue la constante durante todo el show. Impecable ejecución de cada uno de los legendarios músicos y una Alissa que cada día deslumbra más con su talento, actitud y carisma. Una auténtica locura entre el público y un sonido demoledor en tarima.

HELLOWEEN, con su gira Pumpkins United, ofrecieron uno de los mejores conciertos del festival. Luego de dos horas y media de clásicos, que se repartían entre visuales y virtuosismo musical, dieron el cierre con el tema más conocido de los germanos “I Want Out“, acompañado que fuegos artificiales. Un show para el recuerdo con lo mejor de su discografía y todos sus vocalistas sobre el mismo escenario.

Al otro extremo, encontramos el que quizás fue el concierto más tibio del evento: el de DIMMU BORGIR, ya que los nuevos temas no terminaron de convencer. Eso sí, más adelante tocaron clásicos como “Puritania” o “Mourning Palace” con los que levantaron al público.

Para cerrar esta edición de Wacken, como ya es costumbre cada año, aparecieron los alemanes In Extremo. La banda armó la fiesta ante una gran cantidad de público y a pesar de la hora la audiencia respondió con energía. Con ese show despedíamos otra gran edición de Wacken, la número 29, preparándonos desde ya para el gran aniversario #30. Habrá que ir guardando energías desde ya para vivir con todo esa edición 2019, la cual ya agotó sus entradas y promete ser una fiesta de otro planeta. Hasta el próximo año Wacken, “Rain or Shine”.

Por Edgar Bravo

Todas las fotos fueron tomadas por Eddie Krill / Todos los derechos pertenecen a su autor

¿Qué te pareció? ¡Queremos saber tu opinión!

¿Deseas agregar algo? Adelante!

Top