Estás aquí
Página principal > Destacada >

Primavera Sound Buenos Aires: Lo que el agua se llevó #Review

El debut argentino del PRIMAVERA SOUND no tuvo la mejor de las suertes. Cambios de locación, artistas cancelados, poca venta de entradas y hasta una tormenta atentaron contra su realización, sin embargo al festival creado en Barcelona le sobró perseverancia para enfrentarse contra todos los obstáculos que se le presentaron en el camino y, a pesar de todo, tuvo final feliz. Pero no me malinterpreten, ya hablaremos de lo bueno, lo malo y lo feo, cuando digo final feliz me refiero a que el evento pudo haberse suspendido por infinidad de motivos y que el domingo en Buenos Aires hubo lugares completamente inundados por culpa de las lluvias, así que, hay que celebrar que nada de eso ocurrió en Costanera Sur. Incluso, a pesar de haber tenido que suspender las últimas actuaciones, el simple hecho de que se haya llevado a cabo casi en su totalidad ya es un triunfo, si lo vemos desde la perspectiva de miles de fans que deseaban su realización.

¿Qué pasó en el Primavera Sound Buenos Aires?

Vayamos al principio. Desde que se anunció que el Primavera Sound aterrizaría en América, los rumores de todos los posibles artistas principales ya comenzaban a emocionar a los fanáticos. Ni hablar de cuando se confirmó el line-up y los ARCTIC MONKEYS estaban ahí. Pero no venían solos, sino con un cartel sumamente variado que prometía complacer, literalmente, a todos los gustos. Creo que solo faltó una banda de Metal para que el festival cubriera todos los géneros musicales, eso sí, hubo varias de rock, casi todas concentradas en el día domingo, precisamente el día con más convocatoria y que fue golpeado por el clima, pero primero hablemos de la previa.

BJÖRK con orquesta: Una noche mágica con sonidos sinfónicos

Björk con orquesta

Una de las características del Primavera Sound es la realización de eventos durante varios días, en distintos lugares, con la premisa de tomar la ciudad entera durante toda la semana y no solamente el sábado y domingo en el que ocurre el festival. Por este motivo, además de los shows que se realizaron en el marco de “Primavera en la ciudad”, el miércoles 9 de noviembre se llevó a cabo “La bienvenida”, una fecha aislada que, aunque formaba parte del festival y se realizó en el mismo predio, ocurrió tres días antes, contrario a lo que pasó en Chile, por ejemplo, donde “La Bienvenida” se realizó el viernes, completando así tres días seguidos de festival.

La talentosa y excéntrica Björk arribó a Buenos Aires el miércoles y junto a ella estuvieron Julieta Venegas y las locales Javiera Mena y Feli Colina, completando una verdadera jornada de “Girl Power”. Diez años pasaron desde la última vez que la artista islandesa pisó suelo argentino, en aquella ocasión con un espectáculo muy distinto, inmersivo y moderno con el que tuvo 4 presentaciones en Buenos Aires. La Björk que vimos este 2022 fue otra, más sobria, más clásica, más formal. La cantante llegó con su formato orquestal, en el que presenta versiones acústicas y sinfónicas de sus conocidos temas, y sobre el escenario estuvo acompañada de la orquesta estable del Teatro Colón.

Cuando se es fan, ver a Björk siempre es un sueño hecho realidad, no importa el formato en el que se presente, y esta vez no fue la excepción. Clásicos como “Come To Me”, “Hunter”, “Isobel”, “Jóga” y el cierre con su “versión clásica-electrónica” de “Pluto”, como ella misma la definió, nos pusieron a todos a volar ante la magia sonora de sus creaciones. Con su prodigiosa voz, hipnotizó a los miles de asistentes mientras los violines y cellos se encargaban de musicalizar esa hermosa noche de luna llena. El clima fue tan perfecto que hasta las nubes formaban corazones, literal. Lamentablemente solo tuvimos 60 minutos de esta maravilla y es normal que de lo bueno uno siempre quiera más. Por un momento soñé con que podría tocar un par de temas más, como “Bachelorette” o “Army of Me”, por tratarse de un show “aislado”, pero Björk llegó en formato festival y su set fue el mismo que hubiese tocado si era parte del fin de semana. De cualquier manera, fue un inmejorable arranque para el festival.

Björk en el Primavera Sound Buenos Aires. Cortesía DF

Sábado: ¿Travis quién? Denle paso a Mitski, la revelación

En materia de rock, el primer (o segundo) día del festival no tenía demasiado para ofrecer, siendo sus principales atracciones el rapero Travis Scott y la cantante de electropop Charlie XCX, además de los locales Damas Gratis y L-Gante, pero eso no quiere decir que no hubieran guitarras distorsionadas y cabezas agitándose al ritmo de la batería por allí, de hecho, gracias al trapero “El Doctor” el metal sonó en el festival. Sí, irónicamente, fue el polémico argentino el que puso al público a saltar y cabecear al ritmo de metal con el intro de su show, demostrando su gusto por la música pesada.

Claro, lo del “Doctor” solo fueron unos segundos de heavy metal, pero el rock dijo presente el sábado con varios invitados internacionales, tal era el caso de LOS PLANETAS, quienes tuvieron que competir con actos como Father John Misty y Mitski, justo los otros dos que traían algo de guitarras a la jornada. No era una fácil decisión para los asistentes elegir a qué escenario ir, pero muchos prefirieron ver a la legendaria banda española y hacer el aguante a quienes ya están por cumplir 30 años de carrera.

Father John Misty. Créditos: Agustín Dusserre. Cortesía DF

“Estos eventos te invitan a tocar puros hits uno tras otro, pero yo no tengo hits, así que aquí les van unas baladas” decía Father John Misty entre canciones, durante su show en el escenario principal. Mientras caía el atardecer, el carismático cantante se paseó por un repertorio cargado de folk, jazz, blues y cualquier cosa con la que se pueda fusionar el indie rock. Su voz, más que destacada, es la principal protagonista en este show pero sus constantes intervenciones y chistes le dan un plus que convierten su espectáculo en un rato verdaderamente agradable.

Mitski: una grata e inolvidable sorpresa

Inmediatamente después del “Father”, apareció la estadounidense Mitski en el escenario de enfrente y procedería a volarnos la cabeza a todos. Dos días antes la cantante hizo su debut en Argentina, con un sideshow en el Teatro Vorterix, justamente como parte del “Primavera en la ciudad”, pero ahora era el turno de presentarse ante una audiencia mucho mayor, y demostrar por qué es una de las actuales sensaciones del indie-rock y fue invitada por los mismísimos PIXIES (que también fueron parte del Primavera Sound) a abrirles toda una gira en 2017.

Mitski. Créditos: Gonzalo López. Cortesía DF

Su música es una fusión perfecta entre el grunge, el indie y el pop, pudiendo pasar en un mismo set desde las guitarras más punk hasta los beats más bailables, con segmentos melancólicos de piano que me recuerdan a Fiona Apple o Tori Amos. Digamos que su performance roza lo ecléctico y logra reunir exitosamente lo mejor de varios géneros que uno pensaría que ya están pasados de moda. Ni hablar de su actitud, entre tímida y atrevida, pero también graciosa. Media hora había transcurrido de su intenso show cuando emitió sus primeras palabras, en perfecto español, sorprendiendonos aún más. “Muchas gracias, mi nombre es Mitski, ¿ustedes cómo se llaman?” dijo, mientras hacía el intento de escuchar lo que sus fans le gritaban.

La cantautora de ascendencia japonesa ofreció un show muy teatral, corriendo, saltando, lanzando golpes, patadas y haciendo artes marciales a lo largo y ancho del escenario, según lo que la canción le pidiera. Su banda, dispuesta a su alrededor como si de un ensayo se tratara, se encargaba de hacer que cada canción, por más pop que fuera, sonara agresiva y punk, mientras que Mitski bailaba, se arrodillaba, se lanzaba al piso o gateaba por toda la tarima. No dejó duda de lo buena actriz que es, entregándose a sus canciones con fuerza y dramatismo. “Los quiero a todos. ¡No! ¡Los amo!” dijo, nuevamente en español, hacia el final para terminar de enamorar a sus ya entregados fans y cautivar a los que apenas la estabamos conociendo. En mí, se ganó un nuevo fan.

Mitski. Créditos: Gonzalo López. Cortesía DF

Mención especial para la cantante de indie-pop Caroline Polachek que también debutó en suelo argentino gracias al festival, con un muy buen show en el que fusionó varios estilos y habló varias veces en español. Lamentablemente la disposición del escenario “Primavera” hacía que por momentos sus canciones más suaves se mezclaran con el show que estaba dando Hernan Cattaneo en la tarima de enfrente. El “cierre” estuvo a cargo del rapero Travis Scott, que como era de esperar congregó a una gran cantidad de espectadores en la tarima principal, y pongo cierre entre comillas porque en realidad la tarea de apagar las luces se la dejaron a los locales Damas Gratis y L-Gante, que tocaron después del estadounidense.

Eso sí, la sorpresa del día fue la gran cantidad de gente que se reunió frente al escenario donde tocaba MIRANDA!, quienes tuvieron exactamente el mismo horario del rapero y principal acto del día. Nadie quiere tocar a la misma hora del headliner, pero al dúo argentino le tocó y salieron airosos gracias a sus fieles seguidores que abarrotaron un lugar pensado para pocas personas y que evidentemente se desbordó, demostrando que MIRANDA! merecía estar en uno de los escenarios principales. “Gracias por elegirnos” fue el mensaje de despedida de Ale Sergi y Juliana Gattas, y es que probablemente ellos también estaban sorprendidos de haber tenido una convocatoria tan amplia. Bien por ellos, que dieron un gran show, cargado de éxitos y a la altura de las circunstancias.

MIRANDA!. Créditos: Cata Almada. Cortesía DF

Domingo: Una interrumpida jornada protagonizada por el rock

El último día de festival venía seriamente amenazado por el pronóstico climático, que desde hace días prometía tormentas eléctricas, sin embargo comenzó con sorpresas: Por un lado, la lluvia que se pensaba que iniciaría desde el mediodía, no fue puntual (buena noticia) y por el otro, se anunció que los shows principales se adelantaron de horario y se recortaron (mala noticia). No fue nada agradable enterarse de que las bandas que tanto esperabas ver ahora tocarían 15 minutos menos y algunos eran tan temprano que no llegarías a tiempo. Sin embargo, fue una decisión sensata ya que la alerta de tormenta amenzaba con tener su pico entre las 9 y las 12 de la noche, justo cuando ocurrirían los shows principales.

Lo que todavía muchos nos preguntamos es ¿por qué el cambio de horarios llegó tan tarde si el pronóstico de tormenta estaba anunciado una semana antes? Lamentablemente hubo gente que no llegó a tiempo de ver a Phoebe Bridgers o Interpol, algo que se pudo haber evitado con un anuncio anticipado. De todos modos, suponemos que no fue una fácil decisión.

La jornada comenzó, para muchos, con Phoebe Bridgers, que tocó dos horas y media antes de lo pautado. “Es muy cool estar en Argentina, siempre quise venir” confesó la talentosa cantautora que pudo hacer finalmente su debut en el país, luego de que tuviera que cancelar su show en el Lollapalooza de este mismo año. Es hermoso que tanto ella como su banda tocan vestidos de esqueletos y su logo se asemeja al de una banda de death metal (además de que inicia su show reproduciendo “Down With The Sickness” de DISTURBED), dándole un toque oscuro y agresivo al suave y angelical indie-rock-folk que ejecuta, en sintonía con su amor por la música pesada, ya que ella misma ha confesado ser fan de Metallica, Slayer y Motörhead, entre otras.

Phoebe Bridgers. Créditos: Agustín Dusserre. Cortesía DF

Cabe destacar que desde tempranas horas ya comenzaron a ocurrir incidentes frente al escenario principal debido a los empujones, y la propia Phoebe detuvo su show durante el tema “Scott Street” para preguntarle a un asistente si estaba bien. Afortunadamente el tiempo le rindió y a pesar de que, según los nuevos horarios, su set se recortaba 15 minutos, tocó la misma cantidad de temas que en el resto de los Primavera Sound de la región. De hecho, todavía le quedaban 10 minutos disponibles cuando anunció su último tema, “I Know The End”, en el cual aprovechó para bajarse del escenario, cantar, bailar y saludar, físicamente, al público que fue a verla (algo que ya había hecho a mitad del recital, entregándole el mic a los asistentes). “Está es la última, pero volveremos”, prometió la estadounidense y se fue por todo lo alto, ganando nuevos fans y dejando satisfechos a los que ya la querían.

Otro afectado por los cambios fue Santiago Motorizado, quien inicialmente iba a compartir horario con Japanese Breakfast pero finalmente le tocó competir con Bridgers. Parecía un reto difícil pero eso es lo maravilloso de los festivales, que siempre hay público para todos. De hecho, el líder de EL MATÓ… tuvo una gran convocatoria, jugando literalmente de local y muy apoyado por miles de fans que no solo se acercaron a verlo sino que cantaron sus temas.

En el escenario de al lado, ya comenzaba a sonar “Untitle” de INTERPOL, por lo que muchos corrían para llegar a tiempo y no perderse de nada. La banda liderada por Paul Banks también aprovechó sus 60 minutos como nadie y logró interpretar el set completo que tenían preparado a pesar de que, según los nuevos horarios, les recortaron 15 minutos. “Gracias, esa canción se llama “Fables”, de nuestro nuevo disco” dijo, en perfecto español, Banks en su primera intervención, quien se encargó de presentar cada uno de sus temas nuevos. La banda no contó con visuales y se limitaron a un show simple, como en los viejos tiempos, solo ellos, sus instrumentos y mucho rock n roll… ¡ah! y un poco de lluvia para ponerle el toque romántico a la tarde.

INTERPOL. Créditos: Trigo Gerardi. Cortesía DF

La gente, por supuesto, demostró su entrega y saltó siempre que pudo, sobre todo en los temas más movidos como “Evil”, “C’Mere”, “Obstacle 1”, “PDA” o “Slow Hands”, con la cual cerraron el recital. Nos quedaron faltando varios clásicos, pero no es mucho lo que se puede hacer en una hora de show, sin embargo, aplausos para la banda que tocó sus 13 temas casi sin parar, y se aseguró de que disfrutaramos el mismo set que el resto de los países que han estado visitando recientemente. La lluvia ya comenzaba a caer y todavía faltaba mucho festival.

ARCTIC MONKEYS: Un accidentado pero magistral show

Exactamente cuatro horas antes de lo planeado originalmente, comenzó el show principal de la jornada. Fue una buena decisión porque para ese momento la lluvia comenzaba a hacerse un poco más intensa, aunque afortunadamente nunca hubo rayos ni vientos huracanados que pusieran en peligro el evento, sin embargo era mejor prevenir. El espectáculo que nos brindaron los británicos fue tan acontecido y especial que merece un post aparte, por eso te invitamos a leer qué fue lo que pasó durante el set de los ARCTIC MONKEYS, entrando aquí.

Alex Turner, vocalista de ARCTIC MONKEYS. Créditos: Trigo Gerardi

El inesperado cierre con Lorde y la inevitable suspensión

Cuando se anunciaron los primeros horarios, LORDE estaba lejos de cerrar el festival, de hecho su show estaba pautado para ocurrir primero que el de los ARCTIC MONKEYS, pero con los cambios eso se invirtió y aunque muchos se retiraron del predio apenas terminaron los monos del ártico, gran parte del público se quedó para ver a LORDE a pesar de que la lluvia continuaba complicando la situación y la noche enfriaba el ambiente.

Sin saberlo, LORDE fue la última en presentarse y fue perfecto, porque su show -que además también era el último de su gira mundial y el último que haría por lo que queda de año- fue una especie de ritual íntimo en el que la cantante nos paseó por lo mejor de su repertorio y entre canciones nos hablaba como si fueramos sus mejores amigos. “Si alguna vez dudas de tus capacidades, recordá que ‘Ella (su nombre real) cree en vos'” dijo en una de sus tantas intervenciones, en las que se le veía feliz, con la mejor de las ondas y siempre relajada. “¿Estás pidiendo ayuda o me estás diciendo “hola”? Preguntó preocupada al ver a sus fans moviendo los brazos, y es que dentro de todo, la neozelandesa sabía que estábamos bajo la lluvia y quería asegurarse que todo estuviera bien.

Lorde bajo la lluvia. Créditos: Cata Almada. Cortesía DF

Se suponía que después de LORDE habrían varias actuaciones más, pero lamentablemente eso no ocurrió por culpa del clima. Con el corazón roto quedarons quienes recibieron la noticia de suspensión frente al escenario donde se suponía tocaría Japanese Breakfast o quienes esperaban poder ver a Beach House cerrando la jornada. El consuelo para los más fans fue haber podido ver y hablar con la propia Michelle Zauner, líder de Japanese Breakfast, que se tomó la molestia de ir hasta la valla a avisarle ella misma a sus fans que la organización había decidido suspender por seguridad y no le dejarían tocar. Un gesto bastante noble y admirable de su parte. Los fans de Beach House no contaron con tanta suerte.

Aunque parecía que la lluvia no era fuerte, el predio ya comenzaba a convertirse en barro y el pronóstico seguía siendo de tormenta. Además, es probable que ante el hecho de que la mayoría ya estaba camino hacia la salida, la organización prefirió cortar por lo sano y evitar males mayores, después de todo siempre es mejor prevenir que lamentar. Nos queda un sabor agridulce pero pudo haber sido peor, así que veamos el lado positivo: la fecha del domingo ocurrió casi en su totalidad y a pesar de la lluvia pudimos disfrutar de grandes bandas y artistas de todos los géneros. ¿Habrá segunda edición? Nadie lo sabe, por ahora celebremos que se pudo llevar a cabo esta primera vez, sobre todo teniendo en cuenta que la situación económica del país no es la mejor. Esperemos que quienes no pudieron presentarse, tengan su revancha en una próxima oportunidad y que los eventos como estos sean cada vez más frecuentes por estos lares. Los artistas siempre quieren venir y nosotros siempre los estaremos esperando.

Frank Hernández
Director en Rocktambulos
Escucho más de lo que veo y escribo más de lo que leo.
Periodista musical. Radio Host. Colaborador en Billboard y Rockaxis. Fundador de Rocktambulos
Frank Hernández on EmailFrank Hernández on FacebookFrank Hernández on InstagramFrank Hernández on LinkedinFrank Hernández on Twitter

¿Te gustó? ¡Queremos saber tu opinión!

Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Por favor ¡desactiva Ads Block!

Este contenido es gratuito, solo te pedimos que nos permitas mostrarte publicidad de Google. De ese modo estás apoyando el periodismo independiente.